martes, 26 de agosto de 2014

El G.E.V. Supera los 4.000 con el Sistema de la Murcielaguina

Antonio P.R., Toni P.F. y Felipe J.R.G.
Preparando Material (2005)
Este gran Sistema comenzó su exploración en el año 2003 de la mano de nuestro socio fundador y emblema del Club Antonio Pérez Ruiz, explorando lo que sería la HO-52, Cueva de la Murcielaguina, conocida por la gente del pueblo de Hornos de Segura. Aquella expedición supuso la exploración del pozo de entrada, de la Gran Sala y de unas galerías contiguas a ésta, dejando la cavidad para su exploración en ocasiones siguientes y con unas grandes perspectivas de ser una gran sima, esbozando ese mismo año un croquis orientativo de la cavidad.

Toni P.F. - Escalada
Vías Karpin (2004)
A  medida que pasaba el tiempo, y en dos años más, Toni Pérez Fernández, Presidente del GEV, tras una escalada desarrolló las Vías Karpin, de casi un kilómetro de desarrollo, que darían lugar al actual 50% del Sistema y a las zonas más bellas de la cavidad. En aquel año 2005 se confeccionaría la primera topografía oficial de la HO-52.

Jesús P.F. - Paso de los 5 Años
HO-65 (2007)
Años más tarde, concretamente en 2007, y tras desobstruir una estrecha gatera (Paso de los 5 Años) de la HO-65, una sima cercana al Sistema, Jesús Pérez Fernández y Felipe Javier Rodríguez García encontraron grandes salas y buenas perspectivas de continuación, entre ellas, las Salas Zape, famosas por otros detalles que en breve serán publicados. Conjuntamente y en una expedición posterior, Toni y Fátima García Román consiguieron el tan ansiado enlace de ambas cavidades a través de la Ventana de la Luz, conformando así lo que sería el actual sistema cavernario y editando la topografía base del mismo a primeros de 2008.

Fátima G.R. y Jesús P.F.
Entrada HO-65 (2007)

Las constantes expediciones de los consiguientes años fueron añadiendo galerías y galerías: Antonio, como siempre, topografiaba metros y metros de las Vías Linares, de las Vías Escondidas y de la Vía Tonio, ayudado de espeleólog@s que merecen mención en esta breve historia como son Juanjo, Ana, Ana Isabel, Alfonso, Jose Ángel y los actuales exploradores del Sistema.

Toni P.F. - Sala de la Portería (2006)
Así, el año pasado aparecía por sorpresa una incógnita a modo de gatera, en la zona más alejada de la cavidad, que hubo que desobstruir para poder continuar, dándonos señales muy positivas por la zona en la que estaba y por cómo se abría tras su paso, bautizándola como Gatera de la Ilusión.

Carlos N.P.
Cabecera Pozo Carlos(2013)
Tras ella, una sala muy bonita desembocaba en el cierre de la fractura en un pozo estrechísimo que Antonio intentó abrir todo lo posible. En varias expediciones se intentó su paso con resultados negativos, hasta que, Carlos Navarrete Pérez, alumno de la Escuela del GEV con tan solo 10 años conseguía pasar la cabecera de dicho pozo y descenderlo, dándonos con sabor agridulce la noticia de que no continuaba y fijando lo que sería el desnivel máximo del Sistema en -80 metros de profundidad, dejando allí lo que sería el Pozo Carlos.  En esa misma expedición, se encontraría gracias a un pasamanos en el Pozo de los Giraldillos la Vía 3500, superando así la cota de los tres kilómetros y medio de desarrollo.
 
Fátima G.R., Tomás N.M., Ángel N.P.
y Carlos N.P. - Entrada HO-52 (2013)
Conjuntamente, los recuerdos de años anteriores hicieron que Jesús decidiera volver a explorar una gatera derrumbada que recordaba vagamente (año 2007) y que en aquel momento dio de lado por la euforia de la conexión del Sistema y por la continuación de la HO-65 por zonas más amplias. El resultado fue sorprendente, topografiando lo que sería la Vía Perdida con casi 300 metros de nuevas galerías, cómodas y bonitas, albergando en su interior el segundo pozo más grande del Sistema, el Pozo Kubla Khan, con 20 metros, de una gran belleza y sorteable sin cuerda. El final derrumbado de esta vía cerraba otra incógnita más.
 
Jose Ángel C.G.
Sala de los Giraldillos (2011)
Tras el cierre del 2013, este año se presentaba ilusionante en lo que a la exploración del Sistema se refería. Sería en el pasado Campamento GEV cuando Jesús, Noé Marín Plaza y Ana Belén Megías Rodríguez atacaban la Vía 3500, dando resultados muy positivos: dos incógnitas aún para exploración y bastantes metros más que nos acercaban al famoso 4.000.

Fátima G.R., Ana Belén M.R., Rosa R.R.
y Jesús P.F. - Expedición 4000 (2014)

Las ganas de llegar a esta histórica cota para el GEV hicieron que se volviera a organizar una salida y explorar unas galerías próximas a la entrada de la HO-52, galerías medianamente exploradas por Toni y Fátima años atrás y que siempre se iban quedando en el tintero. No iba a ser fácil… el entremado estrecho de galerías desembocaba en una gatera impenetrable para el equipo de exploración formado por Jesús, Fátima y Ana Belén. Ello supuso contar en el equipo con Rosa Román Ramos, alumna de la Escuela del GEV con 11 años, a la que se le encomendó la misión de superarla. La Gatera Rosa es de 8 metros de longitud, de superación lateral y entre roca madre muy concrecionada, con apenas 20 centímetros de ancho, lo que le dificultó a la niña su superación. Tras ella, el Sistema vuelve a ilusionarnos con una gran sala y varias bifurcaciones, consiguiendo en esta jornada la tan ansiada cifra de 4.037 metros de desarrollo, todo un logro en la historia del Club.

Las exploraciones siguen su curso con vistas a los cinco kilómetros...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios que ofendan o no respeten a alguna persona y/o club, administración, etc... no se aceptarán.